• Valor Argentino SRL
    es una empresa rosarina
    con más de 20 años
    en el mercado de la
    indumentaria deportiva.

     

  • Somos una
    FÁBRICA INTEGRADA

    En nuestra planta industrial
    llevamos adelante
    todos los procesos
    de la producción textil.

     

  • El CORTE

    es uno de los
    lugares
    más imponentes
    de la fábrica.
    Allí comienza
    la metamorfosis
    de la tela...

     

  • ... en un delicado equilibrio
    entre la tecnología
    aplicada a
    la producción industrial,
    y la impronta artesanal
    del proceso textil

  • TALLER
    DE SERIGRAFÍA.

    En este espacio
    el diseño
    se vuelve estampa,
    una de las características

    distintivas
    de nuestras prendas

     

  • Nuestros
    TALLERES PROPIOS

    con oficio,
    y paciencia,
    aquí las partes
    se reconstruyen
    en un todo

     

  • Desde el área
    de DESPACHO
    se abastece
    a los locales exclusivos
    y clientes mayoristas
    de todo el país.

  • Nuestros productos se distribuyen por el canal mayorista a casas de deporte y comercios multimarcas de todo el país. También mediante locales exclusivos propios o bajo el formato de franquicias.

  • Valor Argentino recicló la casona donde estaba instalada su primera fábrica, y la transformó en Estación Sonder, destinada a albergar grupos de pasajeros que visitan la ciudad por eventos deportivos, sociales o culturales.

     

  • Valor Argentino
    también desarrolló
    el Piso Deportivo SDR,
    inspirado en las necesidades
    del voley,
    pero ideal para otros deportes
    y espacios de recreación y
    promoción.

    Más info en:
    www.sondersdr.com.ar

  • ...para que una palabra en otro idioma suene tan ARGENTINA.

    Iniciamos nuestra historia muy jóvenes. A esa edad en que a los proyectos los llamamos sueños y los esfuerzos los hacemos de puras ganas.

    Dos deportistas rosarinos, una máquina de coser y la clara decisión de fabricar prendas a gusto y medida para nuestras prácticas.

    Así comenzamos, confeccionando una calza, dos, diez... para nosotros, para otros... 20, 50, 100... y apareció un nombre en alemán,
    que reflejaba nuestra necesaria principal característica:
    éramos partida exclusiva, edición limitada - en alemán, Sonder.

    Sonder Valor Argentino, dijimos, dispuestos a llenar nuestro nombre de todo lo bueno que tiene este país.

    Entre aquel bautismo y hoy...
    fuimos, vimos y vencimos los malos tiempos con buena gente, buena suerte y buena voluntad.

    Sumamos un sello más a la Industria Nacional, imaginamos, fabricamos y estampamos nuestro nombre cada día en miles y miles
    de prendas deportivas. Perfeccionamos nuestros básicos, los adaptamos a los distintos deportes.

    Nos comprometimos con el voley, acompañamos al deportista amateur en su casi siempre solitaria lucha.
    Llegamos a todo el país vía exclusivos y casas de deporte.
    Remarcamos que la indumentaria Sonder no es importada, es importante;
    defendimos el trabajo trabajando en medio de la gran crisis.

    Renovamos los sueños, el compromiso, las ganas,
    y trabajamos, trabajamos, trabajamos,
    y así fue como hicimos para que una palabra en otro idioma suene tan
    pero tan argentina.